Formación bonificada en empresas

Tal vez desconozcas esta posibilidad para tu empresa, ya que durante el año pasado se gastó por debajo de un 65% de los 800 millones de crédito destinados a formación bonificada. Muchas veces los empresarios no utilizan esta posibilidad porque es el mismo estado, el que se ocupa de no promocionar demasiado dicha formación. También, aunque cada vez menos, se piensa que una vez cubierto el puesto, un empresario debe formar a sus empleados. Y es muy grande el desconocimiento sobre la posibilidad real de que una empresa pueda optar a las bonificaciones de las que estamos hablando.

Sin duda para una empresa esta formación bonificada es muy beneficiosa y es por tanto un valor diferencial, y a continuación vamos a explicar esto precisamente.

Son muchas las dudas que surgen, cuándo te planteas actualizar tu empresa de acuerdo a los tiempos que corren para poder adaptarse a las diferentes necesidades. Hay que tener claro que invertir en formación hará que los trabajadores estén con una mayor motivación, ya que estas formaciones siempre ayudan a dichos trabajadores a mejorar su productividad laboral, por tanto, se sientes más preparados para poder afrontar su jornada laboral. Hará que la empresa sea innovadora, ya que poder formar a los trabajadores constantemente hace que estén al día de los diferentes campos y por tanto lo que nos va a aportar es un valor diferencial ante otras empresas del mismo sector. Y desde luego de cara a la clientela (que estará más satisfecha) porque sin duda el tener trabajadores con una máxima formación y preparados para la atención con el cliente es la mejor forma de conseguir atraer nuevos clientes o bien que encuentren todo lo que necesitan con nuestro trabajo.

La formación bonificada es un derecho, y precisamente por eso, independientemente de la empresa, tiene un libre acceso a ella.
Y para dar una mayor facilidad los cursos pueden ser:

  • Presenciales en su totalidad
  • Digitales
  • Mixtos, es decir, con una parte que sea digital o a distancia y otra presencial.

Para saber cómo acceder a este tipo de formación simplemente debemos dirigirnos a la página FUNDAE (Fundación Estatal para la Formación del Empleo), y ver qué entidades están adheridas y solicitar la formación. La forma de acceder desde esta página es sencilla, rápida e intuitiva.
Aunque por parte de las empresas no suele ser normal buscar dicha información, y es la entidad formadora la que se encarga de ofertar e incluso de hacer todo el papeleo con Fundae , para evitar que sean las empresas las que pierdan tiempo en este menester.

Por lo tanto, podemos sacar, en conclusión, que la formación bonificada, mejora tu empresa y ayuda a que se adapte digitalmente a cualquier necesidad o cambio que pueda suceder en tu sector. A parte, como está subvencionado. Podrás hacerlo con un bajo coste o incluso de forma gratuita. Y también podrás conseguir ahorrar dinero y mejorar la productividad debido a la automatización y digitalización que nos da esta formación. Aún así te recomendamos que preguntes a tu asesoría, ellos te podrán dar más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *